Sánchez, Iglesias y la moción de censura

Recomiendo la lectura de este post de Berta y suscribo totalmente sus consideraciones sobre la responsabilidad que nos atañe como militantes. Cada cual desde su espacio.

Navegar sin viento

Vaya por delante que el gesto de Podemos de ofrecer al PSOE retirar su moción de censura si el PSOE plantea una moción propia me parece un buen gesto. Una forma clara de reconocer que en el PSOE ha cambiado algo sustancial tras estas primarias. No comparto ninguna de las descalificaciones que se hacen de Pablo Iglesias por haber presentado esta moción en su momento y ahora por ofrecerse a retirarla. Es más, me desmoralizan profundamente las críticas jocosas que hacen de Iglesias -antes por presentarla y ahora por ofrecerse a retirarla – algunas caras visibles del PSOE, y algunos/as socialistas de mi entorno próximo, personas a las que aprecio y admiro.

Creo que la izquierda política de ese Estado que se llama España ha de cambiar el chip de manera rotunda: Basta ya de descalificaciones fáciles entre los partidos que están llamados a entenderse en el desalojo del PP. Las…

Ver la entrada original 457 palabras más

Las “repúblicas elementales” y la forma del 15-M

 “Y, ¿qué es el poder? Ningún monstruo frío, sino el compromiso cálido con el otro (…). El poder según Arendt es, nada más y nada menos que la capacidad de ligarse a otros mediante promesas y acuerdos. Esa capacidad, ejercitada, entrena y desarrolla una libido por el poder que es la antítesis del carrerismo político.” (José Luis Moreno Pestaña)

Con varios años de retraso me topo con este artículo de José Luis Moreno Pestaña titulado “Las repúblicas elementales o el sovietismo jeffersonniano. El republicanismo radical de Hannah Arendt”, publicado en el blog HEXIS. FILOSOFÍA Y SOCIOLOGÍA significativamente en junio de 2011.

En el aniversario del 15-M, considero recomendable este post para quien no tenga tiempo de leer “Sobre la revolución”, de Hannah Arendt, libro que debería ser de cabecera para todos y todas las que, de un modo u otro, están en Política.

Para los y las que, por razones de tiempo o de espacio, requieran de una concentración más alta de sabiduría popular y, sobre todo, para quienes ocupen cargos institucionales y orgánicos, propongo la re-lectura de la cita que preside el mismo blog:

“Huíd de escenarios, púlpitos, plataformas y pedestales. Nunca perdáis contacto con el suelo; porque sólo así tendréis una idea aproximada de vuestra estatura.” Juan de Mairena/Antonio Machado

José Luis Martínez Llopis

 

“Ciudad”, migraciones y acción política

“À tous les repas pris en commun, nous invitons la liberté à s’asseoir.

La place demeure vide mais le couvert reste mis.”

RENÉ CHAR: “FEUILLETS D’HYPNOS”

Desde FentCiutat, llevamos años reflexionando sobre la “ciudad” como recipiente de la política. Así, interpretamos el movimiento de las plazas como la constitución espontánea de “repúblicas elementales” a lo largo y ancho del estado. Podríamos hablar de la “secesión de las plazas”.

Uno de los problemas que hemos encontrado desde el primer momento es el uso del término “ciudad”. Conceptualmente, resulta cómodo porque evoca el carácter localizado de la política y vincula la acción política a la ciudadanía. De este modo: la “ciudad” es el territorio; “l@s ciudadan@s” son l@s “agentes polític@s del territorio” y la “ciudadanía” se desvincula de la nacionalidad y del estado, pasando a definirse por la residencia y por la capacidad de acción política. El problema reside en que las ciudades realmente existentes no ofrecen condiciones adecuadas para la acción política.

(más…)

E Pluribus Unum

keep calm

Nota: Este artículo está inspirado por el “desliz” de Íñigo Errejón cuando publicó un twit sobre el 2 de mayo con la imagen del Palleter de Sorolla.

En Europa llevamos por lo menos tres siglos “haciendo política” con herramientas e instrumentos; “construyendo” sujetos políticos como si construyéramos monigotes para una falla; gestionando la miseria y las ilusiones con idéntica maestría. La concepción de la acción como fabricación y como administración está tan arraigada que resulta casi imposible “actuar políticamente”: nos vemos siempre arrastrados a “hacer”, “proyectar”, “diseñar”, “copiar y pegar”. Y cuando algo no interesa: “cortar” por lo sano. La primera tarea revolucionaria es empezar a actuar. Y eso sólo se puede hacer en compañía y en un espacio público.

En estos días de mayo se concentran numerosas conmemoraciones: el 2 de mayo de 1808, el 23 de mayo del mismo año, los “Hechos de Mayo” de 1937, el asesinato de Camilo Berneri… También conmemoramos la Revolución de 1917. Aquí hace tiempo que no tenemos una revolución.

(más…)