E Pluribus Unum

keep calm

Nota: Este artículo está inspirado por el “desliz” de Íñigo Errejón cuando publicó un twit sobre el 2 de mayo con la imagen del Palleter de Sorolla.

En Europa llevamos por lo menos tres siglos “haciendo política” con herramientas e instrumentos; “construyendo” sujetos políticos como si construyéramos monigotes para una falla; gestionando la miseria y las ilusiones con idéntica maestría. La concepción de la acción como fabricación y como administración está tan arraigada que resulta casi imposible “actuar políticamente”: nos vemos siempre arrastrados a “hacer”, “proyectar”, “diseñar”, “copiar y pegar”. Y cuando algo no interesa: “cortar” por lo sano. La primera tarea revolucionaria es empezar a actuar. Y eso sólo se puede hacer en compañía y en un espacio público.

En estos días de mayo se concentran numerosas conmemoraciones: el 2 de mayo de 1808, el 23 de mayo del mismo año, los “Hechos de Mayo” de 1937, el asesinato de Camilo Berneri… También conmemoramos la Revolución de 1917. Aquí hace tiempo que no tenemos una revolución.

Hemos tenido protestas, movimientos, acontecimientos como el 15-M que nos han abierto los ojos y nos han despejado la mente. Acontecimientos que, momentáneamente, nos han devuelto el sentido común y han regenerado el lenguaje. El 15-M nos ha permitido intuir en qué consiste actuar políticamente pero, desde que el Telegram ha reemplazado a la plaza, el recuerdo se ha degradado. Por cierto, nuestro comportamiento en las redes crea las condiciones ideales para cualquier tipo de manipulación, desde dentro o desde fuera. Nos encontramos, otra vez, encapsulados en un sistema hecho de clichés, competiciones y prisas.

ilustracion ilegalidd

No hemos pasado por una revolución pero a veces me da la impresión de que nos comportamos como si fuera el caso. Las condiciones del régimen constitucional son propicias para la simulación. El “asalto” era sólo una metáfora, como tantas otras que dan color y garra a nuestro discurso. En cierto modo, vivimos dentro de una revolución discursiva. Nuestro límite es la Ley Mordaza. Habrá que forzar los límites. Hablamos de la “calle”, que a mi evoca la “turba”, “les enragés”, “el Pueblo unido…” (¿cuál de todos?), en lugar de hablar de los “vecinos”. Si hubiéramos sufrido una revolución, ahora sería el momento de aniquilar los círculos pero no ha hecho falta porque los círculos han marchitado de aburrimiento. Hablamos de “poder popular” pero parece que la erótica del poder tira más que la felicidad pública que deriva de la acción política. Hemos logrado éxitos electorales inesperados pero no sabemos qué hacer con ellos. Y cada día, nuestras expectativas electorales son más decepcionantes pero somos incapaces de salir de la lógica institucional-electoral. Por el camino, nos vamos cargando los pocos elementos y espacios políticos que tenemos y ofrecemos un espectáculo tan patético que nuestros potenciales aliados políticos (no necesariamente electorales) cada vez lo tienen más difícil para tomar una caña con nosotros.

Tenemos tantos símbolos y mitos a nuestra disposición que no necesitamos parirlos. Y canciones pegadizas, imágenes evocadoras y alguna consigna que nos une durante unos minutos. Me encantan los guiños a la Revolución americana aunque creo que seguimos otro guión. “We, the People”: ¿cómo se traduce esto al catalán? “E Pluribus Unum”: ¿dónde está la pluralidad y dónde la unidad? Nuestro caso es paradigmático: no tenemos unidad pero tampoco pluralidad. Sí nos tomamos esto en serio, primero hay que lograr la Pluralidad y sólo después podremos unirnos sin confundirnos.

José Luis Martínez LLopis

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s